Aquí me pongo a cantar

Espacio Cerámica es nuestro taller de cerámica artesanal. Recientemente nos instalamos en Gaiman, Chubut, para continuar nuestro proyecto de alfarería en gres y porcelana iniciado hace un tiempo. El valle es un lugar que nos provee tanto de arcillas y caolines del dique Florentino Ameghino como de leña, principal combustible de nuestras quemas.

Nuestra cerámica es reflejo de nosotros mismos, estamos en la búsqueda de nuestros gestos más auténticos. Nos alegra y alimenta estar en esta tierra de Tehuelches y Galeses con una conexión más intensa con la naturaleza. El río Chubut y la cercanía al mar Atlántico sur son nuestros referentes de tiempo e inmensidad. Nos recuerdan nuestro deseo de que el agua no deje de correr ni el fuego de ser.

Los invitamos a visitarnos (cita previa) Fernando López y Victoria Drisaldi.

Primera quema de Prometeo

Agosto es el mes de la Pachamama. El 30 de Agosto nos encontró quemando tierra en su honor y bajo el brillo de los ceramistas Estelle Martin y Bruce: Kamaka Pottery. Inspirados en ellos quemamos.
Prometeo nos dio fuego y aliento.
Como uno, el horno se empaca y hay que impulsarlo para que pase la loma y camine. Fuego o Aire. Así nos sentimos hoy: estimulados y en movimiento.
Esta quema de 52 horas marcó una forma de empezar a pensar nuestra cerámica. Ésta es la razón por las que nos mudamos al valle.
A los 1100°C vimos la primera rajadura en una pieza. Refunfuñamos un poco porque tomamos todos los recaudos que pensábamos para hacer un largo temple a nuestra monococción. Así y todo, tres grandes piezas en el frente se rajaron.
Durante la carga decidimos que esas piezas fueran al frente.
Por qué?
Porque ahí el fuego lame más agresivo. Eso cautiva, da curiosidad y alimenta el deseo.
Importa si se rajan las piezas? Si, importa
Pero en mayor medida importa perseguir al deseo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario