Aquí me pongo a cantar

Espacio Cerámica es nuestro taller de cerámica artesanal. Recientemente nos instalamos en Gaiman, Chubut, para continuar nuestro proyecto de alfarería en gres y porcelana iniciado hace un tiempo. El valle es un lugar que nos provee tanto de arcillas y caolines del dique Florentino Ameghino como de leña, principal combustible de nuestras quemas.

Nuestra cerámica es reflejo de nosotros mismos, estamos en la búsqueda de nuestros gestos más auténticos. Nos alegra y alimenta estar en esta tierra de Tehuelches y Galeses con una conexión más intensa con la naturaleza. El río Chubut y la cercanía al mar Atlántico sur son nuestros referentes de tiempo e inmensidad. Nos recuerdan nuestro deseo de que el agua no deje de correr ni el fuego de ser.

Los invitamos a visitarnos (cita previa) Fernando López y Victoria Drisaldi.

Tokio y Tokiko



Hace unos días visitamos a Tokio y Tokiko en el Bolsón, Rio Negro. Ya antes de ir intuíamos que esta visita iba a ser muy inspiradora y así fue realmente. Todas las charlas giraban entre cerámica, agricultura y cerámica. Del taller al horno y de ahí a la cocina a tomar té de menta, y disfrutar la comida de Tokiko, un plato más rico que el otro. Charlar y mirar libros de cerámica japonesa. Su biblioteca de cerámica es muy amplia, sólo hay que acordarse de los libros se leen de atrás para adelante.
Su taller es hermoso, tienen una chacra bastante escondida entre las montañas, cambio significativo para nosotros de clima y espacio. El clima húmedo y muy frío respecto a lo que veníamos pasando en Gaimnan. 
La salamandra simpre prendida, Tokio y Tokiko trabajan mucho todo el día desde bastante antes del amanecer, tienen una forma de vida preciosa.





Su taller es  íntimo y acogedor. Trabajan con luz solar usando la pasta de la chacra que tienen que dejar estacionar bastante para que quede linda para trabajar. La pasta que usamos ese día tenía tres años de estacionamiento, estaba divina. No tenemos mucha experiencia en tornos pateros pero reconocemos nuestro gusto en eso enseguida. Trabajamos algo en el torno y en las tornetas que hace Tokio, que son hermosas.  Frente al torno la ventana que da al bosque, todo es bosque y leña apilada.
Tiempo y trabajo.
Una noche le preguntamos cuantas quemas llevaban ya hechas y nos contestaron 250. Nos quedamos muy impresionados y no sólo de eso, ya llevan construidos unos cuantos hornos en la búsqueda de material y experiencia y se les han caído varios hornos durante la quema. Yo le pregunté a ellos si en el momento que todo se fundía y se derrumbaba el horno se angustiaban y ellos se reían y decían que claro que no.














Tokiko modela animales y se los puede encontrar escondidos  en toda la chacra, son frescos y graciosos. Lechuzas, gatos, perros, budas y más. Toda su alfarería es ligera y libre, casi que los refleja.


















3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso encontrar este artículo, soy ceramista y había escuchado a mi maestro hablar sobre estos genios.. Ahora pasó unos días en el bolsón y me pregunto si seguirán acá.. :) amor al arte

    ResponderEliminar